En la nueva entrega de nuestra serie ‘Hoy conocemos a…’, conversamos con Judith Mena, Responsable del Departamento de Administración de Personal en Aliados por la Integración. Con una amplia trayectoria, su viaje profesional le ha permitido conocer a fondo el ámbito de los Recursos Humanos, desde la misma base hasta liderar el Departamento de una entidad que hoy supera los 1.300 trabajadores y trabajadoras.

Movida por el impacto tangible de una gestión eficaz en las relaciones laborales y por la dinámica siempre cambiante del entorno laboral, Judith ha forjado un camino de especialización, donde cobran protagonismo la normativa laboral y la eficiencia de los procesos internos, además de la innovación y la mejora continua.

Judith Mena, en la sede de Aliados por la Integración de Valladolid.

Fue hace ya muchos años. Durante mis estudios universitarios de Empresariales en Valladolid realizo prácticas en empresas relacionadas con tareas de este ámbito. Después, mi incorporación al mercado laboral se produce en una Empresa de Trabajo Temporal, donde tengo oportunidad de asumir más responsabilidades y adquirir experiencia práctica en selección, gestión y administración de personal.

Desde entonces, he seguido desarrollándome en este campo, asumiendo distintas funciones y ampliando también mis conocimientos gracias a un MBA de CEU San Pablo.

Esa primera experiencia laboral me aporta la posibilidad de adentrarme en un mundo muy amplio y en continuo cambio ligado directamente a las personas trabajadoras y a la empresa y eso me motiva, tras comprobar el impacto que tienen las personas y todo lo relacionado con sus relaciones laborales en el buen funcionamiento y consecución de objetivos de una empresa.

Además, la complejidad y la dinámica del entorno laboral me impulsaron a profundizar mis conocimientos en este campo y buscar constantemente oportunidades para aprender y crecer buscando nuevas formas de mejorar y controlar la gestión en las empresas en las que he trabajado.

La gestión del Departamento abarca la coordinación integral de los procedimientos administrativos relacionados con el personal, desde su incorporación hasta su salida, garantizando el cumplimiento de las normativas laborales. Este papel incluye la planificación y supervisión eficaz de todas las actividades del departamento, fijación y seguimiento de objetivos, así como la optimización de procesos mediante la automatización y el análisis de datos. Las tareas más específicas comprenden la afiliación, reclutamiento, elaboración de nóminas, administración de incapacidades temporales o la interacción con entidades gubernamentales como la Tesorería General de la Seguridad Social, Instituto Nacional de la Seguridad Social y SEPE. Además, nos encargamos de elaborar informes estratégicos que faciliten la toma de decisiones en materia de gestión de recursos humanos y estrategias empresariales.

Judith Mena, en su puesto de trabajo.

Efectivamente, nada fácil. Los continuos cambios normativos y la creciente complejidad de las regulaciones laborales representan un reto continuo para los que nos dedicamos a este trabajo. Esto nos obliga a mantenernos constantemente actualizados y a una continua adaptación al cambio.

La tecnología también ha transformado la forma en que recibimos la información por parte de los organismos públicos y esto nos exige desarrollar nuevas habilidades para trabajar con herramientas innovadoras y ser más eficientes en nuestro desempeño.

La formación continua es fundamental para el crecimiento profesional de las personas trabajadoras y de la empresa. En este área es necesario estar continuamente actualizados mediante los medios de información que nos aportan los principales organismos públicos con los que trabajamos, como boletines informativos con las últimas novedades respecto a los cambios normativos, BOE, newsletter, foros y publicaciones de profesionales del sector, además de cursos y conferencias especializadas.

Aunque la diversidad generacional conlleva diferencias en estilos de trabajo, expectativas, preferencias, prioridades considero que ofrece oportunidades para el crecimiento personal y profesional. Es necesario ser comprensivo, empático y promover el respeto mutuo entre generaciones adaptando prácticas en la gestión de las personas, que permitan satisfacer sus necesidades y facilitar el trabajo en equipo.

Además de conocer la base de legislación laboral es muy importante tener gran capacidad de adaptación. Resulta fundamental mantenerse actualizado sobre los cambios y buscar la mejor forma de implantarlos, explotarlos y controlarlos en la empresa, en función de las herramientas de las que se disponga o se puedan desarrollar.

Destacaría también la importancia de trabajar la comunicación y la resolución de conflictos, puesto que el trabajo implica interactuar con personas en diferentes puestos de la empresa.

Sin duda, poder compartirlo con el equipo de personas que lo hace posible. Saber que nuestro trabajo se realiza correctamente y que tiene un impacto positivo en el éxito de la organización es lo que nos motiva a dar lo mejor de nosotros cada día.